Global Infrastructure

Icon

Una opinión sobre el desarrollo de Infraestructura en el mundo

Proyectos frenados por licencias ambientales

Proyectos frenados por licencias ambientales – LAREPUBLICA.COM.CO

Bogotá. La extensión de los tiempos de aprobación para los proyectos del sector de infraestructura, electricidad, minería y de hidrocarburos, a nivel nacional, es crucial para las empresas que los van a ejecutar, para las comunidades y para el impacto.

La directora de licencias del Ministerio de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial, Diana Zapata, asegura que una vez que se ha allegado toda la documentación requerida, el tiempo máximo destinado para la expedición de las aprobaciones es de 18 semanas, considerando que hace ocho años el mismo trámite podía tomar hasta tres años.

Pese a los esfuerzos por agilizar la expedición de dichas licencias, hay diversos proyectos en el país que están frenados por las demoras en los trámites y por los inconvenientes ambientales que pueden generar en las zonas en las que se pretenden realizar. A continuación, una muestra de las obras que atraviesan por estas dificultades en el territorio nacional.

Caldas
Al proyecto energético Miel II, ubicado en el oriente de Caldas, sólo le falta la actualización de la licencia ambiental para que el socio capitalista, la Empresa de Energía del Pacífico (Epsa), inicie la construcción de este central, que tendrá una capacidad para generar 118 megavatios de electricidad.

Miel II estaba contemplado inicialmente para generar 405 megavatios de energía, y su impacto ecológico iba a ser importante, dado que la construcción del proyecto contemplaba el desvío del cauce del río Guarinó. Pese a estas condiciones, el desarrollo había obtenido la licencia ambiental desde 1994.

Sin embargo, la iniciativa energética fue modificada sustancialmente, y de una gran presa se pasó a un proyecto a filo de agua, compuesto por una pequeña presa de siete metros de altura, un túnel subterráneo de 9,5 kilómetros y un cuarto de máquinas. Estas transformaciones hacen necesaria una nueva licencia ambiental, que es la que en este momento espera Epsa.

Santander
Uno de los proyectos que se ejecutarán en los departamentos de Santander y Norte de Santander, y que no han empezado por la ausencia de licencias ambientales, es la doble calzada entre Bucaramanga y Cúcuta, pues el desarrollo de esta obra incluye diseños definitivos, gestión predial, social y ambiental; construcción de la segunda calzada en pavimento rígido, mejoramiento, rehabilitación y mantenimiento de la calzada existente, así como el mantenimiento del tramo durante la ejecución del contrato.

De igual manera, el inicio de la conexión del Puente Guillermo Gaviria Correa (entre Barrancabermeja y Antioquia) con la Ruta del Sol está sujeto a la expedición de la licencia ambiental. Este proyecto tendrá un costo de 260.000 millones de pesos, de los cuales Ecopetrol aportará 50 por ciento, cerca de 129.000 millones de pesos.

De otra parte, en los próximos dos años la compañía canadiense Greystar Resources hará una inversión inicial de 640 millones de dólares en Santander en el desarrollo del Proyecto de Angostura de explotación de oro, en la zona rural del municipio de California, ubicado a 67 kilómetros de Bucaramanga. Dicha inversión se ejecutará una vez sea aprobada la licencia ambiental, cuyo trámite se sigue en el Ministerio de Ambiente.

Buenaventura
Una de las obras que se ha retrasado en el Valle del Cauca es el primer tramo de la doble calzada Loboguerrero – Buenaventura. El acta de inicio de este contrato se firmó en diciembre de 2007, con un plazo de 36 meses para su desarrollo, y a la fecha debería registrarse un avance de 50 por ciento. Sin embargo, la intervención no ha iniciado por varios factores, entre ellos la licencia ambiental, para la que se requiere la concertación con la comunidad.

En este tramo hay varias comunidades y con cada una de ellas se ha negociado hasta llegar a ciertos acuerdos, proceso que se está finalizando. Sin embargo, a esta fecha aún no se ha obtenido la licencia ambiental.

Otro sector del mismo tramo de la doble calzada, que se licitó tiempo después y que tenía fecha de inicio de contrato en mayo de 2009, ya recibió el permiso. “La licencia del tramo está dividida en tres sectores y ya se solicitó el aval para uno de estos”, dijo Juan Carlos Rueda, director regional de Invías.

Costa Atlántica
A la empresa carbonífera Inversiones García Hermanos – Michellmar Internacional Lines & Cia, ubicada en Barranquilla, le fue impuesta una medida preventiva que consiste en la suspensión de sus actividades, durante tres meses, para evitar que se continúe afectando la salud de la comunidad aledaña.

Michelmar Ltda, ubicada en la Vía 40 de esta ciudad, colinda con los barrios Siape, San Marino, Floresta, Limoncito, Villa Paraíso y Villa Carolina; y las quejas de los habitantes se centran en que la dispersión del polvillo contaminante, que se desprende de las toneladas del mineral, ha afectado su salud.

Hace dos años empezó dicha problemática, ya que la empresa Michellmar no tomó medidas para frenar la dispersión del material contaminante. Meses atrás, la autoridad ambiental le había impuesto una multa cercana a los 50 millones de pesos.

Otro caso relevante en el país es el de La Colosa, de AngloGold, que tiene licencia parcial para iniciar la exploración, pero le falta la licencia de concesión de aguas, que la otorga Cortolima. La entidad considera que, debido a las alteraciones climáticas, el consumo de agua debe ser prioritario para la población y el agro de la región.

Bogotá y Antioquia
Según la regional Bogotá y Cundinamarca de la CAR, uno de los casos más sonados que ha estado a su cargo, sobre proyectos frenados por permisos ambientales, ha sido el proyecto del relleno sanitario de Nemocón, cuya licencia ha sido ratificada y se ha considerado como viable en todos los aspectos, pero que ha desatado un pleito jurídico por cuenta de la férrea oposición de la comunidad de la zona de influencia, en cuyo imaginario pervive la idea de asociarlo con el botadero de Doña Juana. Esta corporación reportó que, en la actualidad, le está dando curso a cerca de 27.000 expedientes, entre permisos y autorizaciones, que corresponden a requerimientos menores. Por su parte, Corantioquia informó que fueron 37.000 casos en este departamento para el año 2009. Los tres grandes proyectos que se manejan en su jurisdicción son Hidroituango y las dobles calzadas de Bello-Hatillo y Ancón-Primavera, que ya cuentan con licencia de aprobación del Ministerio de Ambiente. Estos siguieron sus cursos regulares para su aprobación y se encuentran en ejecución, cada uno en diferentes estados.

Filed under: Concessions, Economy, Energy, _Project

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: