Global Infrastructure

Icon

Una opinión sobre el desarrollo de Infraestructura en el mundo

Costos del transporte de carga en Latinoamérica

Costos del transporte de carga en Latinoamérica – LAREPUBLICA.COM.CO

A finales de 2009, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) divulgó un interesante estudio titulado “La era de la productividad: transformación de las economías desde abajo hacia arriba”.

Dicho informe incluía análisis sobre productividades, costos de transporte e impacto sobre el crecimiento económico.

En una muestra de 22 países americanos, Paraguay y Argentina mostraban los costos de transporte de mercancías más elevados hacia Estados Unidos, en parte explicados por su gran distancia. Pero China y Australia, que están aún más distantes de Estados Unidos, arrojaron costos inferiores hacia ese mismo destino.

Colombia se ubicó en un lugar de costo intermedio, con relaciones de Fletes/Importaciones de 6,7 por ciento y de Fletes/Exportaciones de seis por ciento. Sin embargo, las relaciones entre la proporción del costo del flete como porcentaje de las exportaciones y como porcentaje de las importaciones sobre la distancia recorrida son relativamente elevadas (0,92 por ciento y 1,03 por ciento, respectivamente).

Dicho informe señala que la reducción arancelaria de mediados de los años noventa (cercana a 35 por ciento en promedio) impulsó las exportaciones en cerca de 10 por ciento. También fue positivo el efecto de liberación comercial sobre la productividad total de los factores.

Curiosamente, los elevados costos de transporte operan como un “sobre-arancel” que protegen a los sectores ineficientes de la competencia externa y, adicionalmente, son un obstáculo al sector exportador innovador. En éste sentido, no es sorprendente que ese estudio del BID encuentre que dichas barreras se traducen en baja productividad en América Latina frente a Asia. En general, la operación portuaria de la Región no es muy eficiente, salvo en los casos de Chile, algunas partes del Brasil y de Colombia.

Las políticas a seguir en cada frente dependerán de la brecha que tenga cada país referente al mercado estándar-internacional. Por ejemplo, Chile tendría que reducir sus tarifas de transporte de mercancías en más de 50 por ciento para igualar la eficiencia que muestra Estados Unidos, pero sólo 10 por ciento de reducción en sus aranceles igualaría los de dicho país. ¿Cuál es la situación de Colombia?

En el caso de Colombia, la Cámara Colombiana de Infraestructura (CCI) aboga principalmente por reducciones en costos de transporte, donde una caída de 50 por ciento permitiría multiplicar por cinco los volúmenes comerciados. Fedesarrollo, como parte de uno de sus estudios estimó elasticidades de 0,3 a 0,5 entre incrementos en la densidad vial en Colombia y el volumen comerciado internacionalmente.

Otros análisis del Banco Mundial (BM) revelan que los transportistas desde Bogotá deben pagar sobrecostos hasta de 2.079 dólares/tonelada si la carga se envía a Estados Unidos, mientras productos enviados desde Cali tan sólo enfrentan sobre-costos hasta de 600 dólares/tonelada. En general, la parte central de Colombia experimenta costos de logística que representan cerca de 18 por ciento de las ventas, 10 por ciento más que los del país del norte.

Estas cifras corroboran que el atraso en obras de infraestructura referidas a puertos y aeropuertos, falta de mantenimiento de las principales vías y el hecho de no contar con “anillos viales circunvalando” las principales ciudades generan elevados sobre-costos para Colombia. Ello explica porque somos un país con baja competitividad a nivel de comercio global. Se pueden estar removiendo obstáculos y tramitomanía a un buen ritmo, pero éste factor estructural opera como un gran obstáculo “en la mitad de la vía exportadora”.

En síntesis, Colombia debe acelerar la implantación del seguimiento electrónico de los contenedores y la modernización de carga y descarga (grúas de pórtico), pues sólo así se lograrán reducir los costos de logística a niveles internacionales.

Todavía enfrentamos serios atrasos en la informática de aduanas y mecanismos de controles portuario, todo lo cual incrementa los tiempos efectivos de entrega.

Si a todo lo anterior le añadimos presiones revaluacionistas por falta de apropiada coordinación macroeconómica y elevadas presiones de financiamiento del déficit fiscal, pues la situación se torna verdaderamente complicada para el comercio exterior colombiano.

Dado todo lo anterior, no debe sorprendernos que la relación (Valor Exportado + Valor Importado) / PIB en Colombia todavía bordee los mismos 40 – 45 por ciento de hace una década.

Filed under: Economy, Roads, _Project

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: