Global Infrastructure

Icon

Una opinión sobre el desarrollo de Infraestructura en el mundo

Sin estudios, obras seguirán colapsando

Bogotá.  El futuro de las obras de infraestructura en Bogotá no parece prometedor mientras no haya buenos estudios antes de construir. Esta es la visión del presidente de la Sociedad Colombiana de Ingenieros, Daniel Flórez.

El directivo asegura que de seguir licitando sin consultorías “todas las obras en Bogotá terminarán en un colapso”.

Así mismo, Flórez aseveró que es necesario que la adjudicación de los proyectos no quede en manos de unos pocos, sino que sirvan realmente para dar trabajo a profesionales colombianos.

Sobre el futuro de los concesionarios y de las firmas no ve probable que se repita el caso de los Nule, pero sostuvo que el problema real no es de ingeniería, sino de empresas.

¿Qué es más conveniente para el país: qué los grandes tramos sean hechos por pocos o muchos?
La adjudicación no debe ser concentrada. Vi grandes proyectos con montos extraordinariamente altos concentrados en pocas firmas, pero este es un momento en el que el pueblo colombiano, los profesionales, necesitan trabajo.
Hay necesidad de hacerle frente al Gobierno con carácter y decirle: “Señores, por favor, no es bueno, están llevando al profesional colombiano al colapso por falta de una repartición equitativa del trabajo”.

¿Qué opinión le merece los retrasos que están teniendo los grupos grandes en la Fase III de Transmilenio?
Es normal que haya un retraso en un proceso de construcción sin todos los detalles de diseño, y digo esto llamando la atención al tema de los servicios públicos y de la red que hay bajo el nivel de las calles.
En el caso particular de Bogotá, hay necesidad de acometer un inventario, un levantamiento delicadamente hecho sobre qué tuberías, líneas y conducción hay de servicios públicos bajo el nivel del terreno. Mientras no haya una buena consultoría de inventario, todas las obras en Bogotá terminarán en un colapso.

¿Es posible que se repita el caso de finales de los ochenta en donde grandes empresas constructoras terminaron quebrándose?

No debería pasar, particularmente en Colombia, en donde lo que se ha formado es una serie de grandes consorcios. Aunque a veces no tienen la empatía interna requerida.

Es preferible no hacer licitaciones, no sacar obras públicas tan grandes, sino segmentar, repartir el trabajo entre varios.

¿Qué más debería hacer el Ministerio de Transporte para reducir los riesgos en las obras?
Diseños. No se puede destruir el principio de la buena ingeniería y es que para hacer una construcción adecuada hay que tener unos estudios, análisis catastrales, inventarios catastrales y diseños de calle que permitan cuantificar las obras y sus riesgos completos.

¿Puede dar usted un parte de tranquilidad de que las firmas están sólidas y de que ninguna va a tener un final como el del caso de los Nule?
No, no lo hay, y ahora menos porque toda esta atención será concentrada de forma rigurosa a ser vigilante sobre la acción de estos contratos.

Están bien adjudicados y tienen garantías en las fianzas, por eso saldrán adelante, y además el colapso que ha sucedido debe ser utilizado en beneficio de la contratación y ejecución de la obra.

El caso Nule debería confirmar que el problema no es de la calidad de la ingeniería, sino que es de orden empresarial, que viene de la forma cómo una serie de compañías en Colombia hacen estas figuras, logran una acreditación contractual pero es el NIT el que lo hace.

Empresas esperan ganar a como de lugar
Puede llegar a suceder que compañías constructoras se encarguen primero de ganarse el contrato y luego de mirar a ver cómo llevan a cabo la obra, aseguró el presidente de la Sociedad Colombiana de Ingenieros, Daniel Flórez.
 
El académico explicó que es importante reconocer que muchas compañías presentan diseños incompletos en las licitación, pero si esto ocurre es porque hay una tendencia de aceptarlos por parte de quien convoca los proyectos.

“Si se aceptan diseños incompletos se está allanando el terreno para que la obra colapse. Además, si no se hace un trabajo bien hecho desde el comienzo se terminará gastando no sólo el dinero del contrato, sino que también recursos extraordinarios”, afirmó Flórez. Uno de los casos que parece acoplarse a esta explicación ocurre en Cali en donde por falta de estudios preliminares la obra del MIO está atrasada.

Filed under: Concessions, Economy, _Project

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: