Global Infrastructure

Icon

Una opinión sobre el desarrollo de Infraestructura en el mundo

VÍAS… ¿Competitividad o soberania?

Agenda Pública-VÍAS… ¿Competitividad o soberania?, Articulo Impreso Archivado

VÍAS… ¿Competitividad o soberania?

Buena parte de los tramos aprobados por el Conpes no conectan los grandes centros de producción con los puertos.

El pasado 18 de julio, el Consejo de Política Económica y Social aprobó recursos por $4,3 billones para el desarrollo de corredores complementarios de competitividad (Conpes 3536) y para prorrogar 21 concesiones (Conpes 3535).

Si bien para el subdirector del Departamento Nacional de Planeación, Andrés Escobar, esta asignación de recursos, que se ejecutará entre 2009 y 2013 es histórica, el abultado monto de recursos no dejó del todo satisfechos a empresarios y analistas del sector, que cuestionan, por un lado, la falta de un criterio de integración vial hacia la competitividad y, por otro, afirman que se está abriendo un ‘boquete’ en el sistema de concesiones, al aprobar adiciones de presupuesto para obras, algunas recién asignadas, que cambian las condiciones (ver recuadro).

El presidente de la Sociedad Colombiana de Ingenieros, Héctor Parra Ferro, explica muy bien la situación. Por un lado, “la infraestructura colombiana tiene un atraso tan salvaje, de varias décadas, que cualquier cosa que se haga es bienvenida”, dice. Pero por otro, considera que “debería haber un empeño de mayor envergadura en el monto de la inversión”.

El director de la Cámara de Usuarios Logísticos de la Andi, Edgar Higuera, coincide con estas apreciaciones y asegura que “cuando se habla solo de pequeños tramos y no hay una planeación integral para desarrollar estos proyectos con buen criterio, no se está promoviendo el desarrollo”. Esto es más preocupante cuando ya se firmaron varios Tratados de Libre Comercio que entrarán pronto en vigencia y todavía el país no tiene los corredores para soportar el aumento del comercio que se espera.

Las obras

La selección de las obras incluidas en el Conpes estuvo a cargo del Ministerio de Transporte, conjuntamente con el Instituto Nacional de Vías (Invías), que definieron la prioridad para ejecutarlas.

El documento Conpes 3536 incluyó 19 de los 38 tramos que previamente habían sido concertados por el Gobierno con el sector privado, las regiones, la academia y la sociedad civil, y que fueron incorporados en el Plan Nacional de Desarrollo. La disponibilidad de recursos fiscales fue el criterio que se utilizó para aprobar solo la mitad de las obras.

Estos 19 tramos corresponden a 1.509 kilómetros, de los cuales solo 153 kilómetros serán nuevos y se enfocarán en sacar adelante dos dobles calzadas: un tramo de la vía Bucaramanga a Cúcuta y un tramo en la vía Bogotá-Buenaventura.

Otros 373 kilómetros serán de rehabilitación de calzadas existentes y 983 más para mejoramiento y pavimentación de calzadas existentes. Estas obras tendrán un costo aproximado de $2,5 billones.

De los tramos aprobados, casi la mitad corresponde a vías pensadas para mejorar el desarrollo regional o hacer presencia soberana, antes que para conectar los grandes centros de producción con los puertos. En este grupo están las que se planean en el Macizo Colombiano, Nariño, Quibdó y los Llanos Orientales, de gran importancia para conectar las regiones con el centro del país, pero su integración con los puertos o con países vecinos requerirá de obras complementarias, aún no contempladas, que les permitirían mejorar su desempeño en el largo plazo.

Pero, incluso en los casos de vías que generarán conectividad para el comercio exterior, las críticas apuntan a que solo se mejoran pequeños trayectos, como en el caso de la doble calzada Bogotá-Buenaventura (por donde se transporta el 46% del comercio exterior del país), en la cual está previsto mejorar el tramo entre Loboguerrero y Cisneros, pero no está contemplada una vía considerada fundamental, entre Dagua y Mulaló, que permitiría acercar más el puerto y mejoraría la competitividad, reduciendo los riesgos.

El panorama no deja de ser preocupante para el sector productivo, que teme que se esté desperdiciando la oportunidad de crear verdaderos corredores de competitividad para que el país pueda aprovechar el libre comercio y salir del atraso vial en que se encuentra sumido el país.

Filed under: Roads

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: